6.4.10

Miscelánea: La tipografía...mata

Bueno, quizás exagero un poco, matar no mata, pero puede salir muy muy cara...

Intentar falsificar un ticket de la hora con un escáner, photoshop y algo de paciencia es una oda a la picaresca. El problema radica en no tener en cuenta a nuestra querida amiga, "La tipografía". Cambiar los días y horas e imprimir es lo fácil. Molestarse en buscar la misma tipografía parecía ya demasiado...¿quién se fijaría? Pues un empleado de la ORA con lupas en los ojos y un alto control tipográfico. La broma, bueno, el fraude, costó seis meses de prisión y 740 euros.

A veces la realidad supera a la ficción y en este caso pasa lo mismo, se trata de una noticia real. Aunque de forma distinta a la habitual, vuelve a quedar patente la importancia de la tipografía y el detalle. Lecciones de diseño que nos da la vida.

Pueden leer la noticia entera aquí.

1 comentario:

  1. Jajaj, desde luego, sí que la realidad supera a la ficción. Besos

    ResponderEliminar

¡¡¡ Gracias por tus comentarios !!!